Ser Humilde No Cuesta Dinero

Humildad!! ¿Qué es eso?

Bueno!! Según WikipediaHumildad es la característica que define a una persona modesta, alguien que no se cree mejor o más importante que los demás en ningún aspecto. Es la ausencia de soberbia. También puede considerarse como una cualidad o característica humana que es atribuida a toda persona que se considere un ser pequeño e insignificante frente a lo trascendente de su existencia o a Dios según si se habla en términos teológicos.

Una persona humilde generalmente ha de ser modesta y vivir sin mayores pretensiones: alguien que no piensa que él o ella es mejor o más importante que otros.

Wow!! Fuerte a juzgar por lo que veo hoy día. En mi caminar diario me encuentro con personas que por algún logro, éxito y/o galardón que hayan adquirido se crecen de tal forma que se creen superiores, autónomos, únicos y por tales motivos menosprecian a las demás personas.


En estos medios sociales uno se encuentra con cada cosa, como personas sumamente indeseables, desdeñosas e hipócritas que sin serlo se creen populares y famosas solo porque se han encontrado a unos cuant@s lisonjeros que por beneficio propio les adulan y alaban. También hay personas llenas de amor, de sinceridad, de franqueza y la ya mencionada “HUMILDAD” que siendo personalidades conocidas, populares y hasta cierto punto aclamadas se manejan y tratan a quien se le acerca con tanta naturalidad que llega un momento en que puedes olvidar que estas tratando a quien hizo tal o cual cosa, o quien es tal o cual persona.

La realidad es que quien adopta una actitud poco humilde corre con el riesgo de que si se ve en dificultad económica, de salud o de cualquier otra índole se va a encontrar con la no grata sorpresa de que esta sol@, puesto que no se intereso por hacer una relación humana con quienes le rodean, mas bien se siente comod@ con la constante adulación y falsa admiración que le manifiestan quienes le hacen creer que escuchan y comparten sus ideas por convicción.

En lo personal prefiero seguir el ejemplo de Jesucristo, quien siendo Dios, Rey de Reyes, Soberano y Príncipe de Paz, se despojo de si mismo tomando la semejanza de hombre, compartió con todos y todas y dejaba que se acercasen a El libremente y cuando digo todos, me refiero a personas ricas y personas pobres, personas de gran moral y personas de moral cuestionable como aquella prostituta que salvo de morir apedreada. Su corazón lleno de amor y de humildad demostró que a pesar de su condición de Hijo de Dios estaba dispuesto a servir, tan así que se dispuso a lavar los pies de sus discípulos uno a uno sin reservas, sin pena y sin vergüenza. El entrego su vida siendo juzgado peor que a un ladrón (siendo puro y sin manchas) y aun así siguió amando en gran manera al pueblo mismo que le crucifico y no le defendió cuando injustamente fue apresado y juzgado.

El hecho de que tengas un nombre reconocido o que tengas conocimientos extraordinarios que hagan que seas buscad@ por ello no te hace superior a nadie, ni ser mejor que nadie. Es tiempo de poner los pies sobre la tierra y entender que por mas en la cima que nos creamos estar, el mundo da muchas vueltas y que las circunstancias pueden colocarnos al otro lado de la ruleta y poner sobre nosotros a quienes quizá bajo alguna circunstancia humillamos. La biblia cita: El que se humilla sera enaltecido y el que se enaltece sera humillado. Tratemos de vivir  de forma natural y trabajar nuestra identidad, porque después de todo, quien necesita pisotear a los demás para sentirse grande debe hacerse una revisión puesto que carece de una autoestima saludable.

2 comentarios en “Ser Humilde No Cuesta Dinero

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *